Proyecto educativo:



 


 


 


 


 


 


 


 


 


 
INTRODUCCIÓN


            Escola Infantil Buxaina está situada en el ayuntamiento de Lugo, y fue inaugurada en Septiembre de 2009. Es de titularidad privada perteneciente a la entidad Xuaniña Vermella, S.L.L.
           Escola Infantil Buxaina nace para ofrecer un servicio integral de asistencia, cuidado y educación para los más pequeños. Un proyecto educativo impartido exclusivamente por Maestras tituladas en Educación Infantil y en el que priman las rutinas diarias así como el juego como instrumento principal para el aprendizaje y el desarrollo físico, social-afectivo e intelectual de nuestros alumnos.
            Escola  Buxaina es un centro que atiende el primer ciclo de la Educación Infantil (0-3 años), y acoge a niños/ as distribuidos en 3 aulas de la siguiente manera:
        1 aula en el nivel de 0-1 años: 8 niños
        1 aula en el nivel de 1-2 años: 13 niños
        1 aula en el nivel de 2-3 años: 20 niños
            Esta escuela ha ido creando su propia línea educativa, consensuando cada uno de los aspectos que se trabajan y que son los que marcan nuestra identidad como Escuela Infantil.
            El Proyecto Educativo de esta Escuela es un documento abierto, vivo y flexible en el que se podrán ir introduciendo aquellos aspectos que, de una forma u otra, vayamos modificando o incorporando progresivamente.
            Este Proyecto Educativo cuenta con el apoyo firme de todo el Equipo Educativo que son los que bajo este documento consensúan su actividad diaria para que se ponga en práctica.

            NORMATIVA LEGAL

            La Ley orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de educación, en su artículo 6, define el currículo como el conjunto de objetivos, competencias básicas, contenidos, métodos pedagógicos y criterios de evaluación. Asimismo, establece que le corresponde al gobierno fijar los aspectos básicos del currículo que constituyen las enseñanzas mínimas para todo el Estado, siendo competencia de las diferentes administraciones educativas determinar el currículo para sus respectivos ámbitos territoriales. En virtud de estas competencias, le corresponde a la Administración educativa gallega establecer el currí-
culo del primero y del segundo ciclo de educación infantil. De este último forman parte las enseñanzas mínimas fijadas en el Real decreto 1630/2006, de 29 de diciembre.
            Con la aprobación en el año 2009 del currículum de la educación infantil en la Comunidad Autónoma de Galicia (Decreto 330/ 2009 de 4 de junio), cambia el marco legal que rige la educación infantil en nuestra Comunidad Autónoma, siendo este el documento legal para tomar como referencia a la hora de programar la actividad docente en nuestro centro al definir explícitamente los principios generales, los fines y los objetivos referidos al conjunto de la etapa.
            De hecho el currículum de esta etapa se orienta a lograr un desarrollo integral y armónico de la persona en los distintos planos -físico, motor, emocional, afectivo, social y cognitivo- y a procurar los aprendizajes que contribuyen y hacen posible dicho desarrollo.
            Los aprendizajes de la etapa se presentan en tres áreas diferenciadas de las que se describen los objetivos generales, contenidos y criterios de evaluación. Sin embargo, buena parte de los contenidos de un área adquiere sentido desde la perspectiva de las otras dos, con las que está en estrecha relación, dado el carácter globalizador de la etapa.

            ESTUDIO SOCIO-ECONÓMICO DE LA POBLACIÓN
            Escola Infantil Buxaina se sitúa en la zona centro del concello de Lugo, concretamente en la zona que abarca Fontiñas-Ronda de la Muralla-San Roque.
            La localidad de Lugo, a diferencia de la mayoría de los municipios de su entorno (primera corona metropolitana de la provincia), ha experimentado en las últimas décadas un crecimiento poblacional sostenible.
            La población actual se sitúa alrededor de los 100.000 habitantes, el mayor crecimiento, en las últimas décadas, es debido a personas procedentes de pueblos y aldeas que buscan empleos más consecuentes y adaptados a su formación académica, que difícilmente se pueden desempeñar en pueblos con muy baja población. Además de infraestructuras y equipamientos de todo tipo, que encuentran en Lugo, por ser un municipio que reúne las características necesarias para instalar su residencia habitual, con las comodidades de una pequeña ciudad  pero manteniendo un muy aceptable nivel de calidad de vida.
            La actual pirámide poblacional nos muestra un municipio, como la mayoría del resto en Galicia, avejentado y con una escasa capacidad de reemplazo generacional aunque en los últimos años se han ido haciendo hueco los núcleos familiares compuestos por parejas con hijos, destacando dentro de este grupo las parejas jóvenes con hijos menores.
            En la actualidad la mayor parte de la población, a nivel laboral, se dedica al sector servicios con una importante presencia en el sector industrial.
            Las familias de los alumnos/ as de esta Escuela Infantil, pertenecen en su mayoría al sector servicios, en situación activa casi  el 100% de las familias, con estudios medios y superiores.
  

CENTRO
           

            SEÑAS DE IDENTIDAD

        Confesionalidad
            Escola Infantil Buxaina es un centro que, aunque privado, se define como pluralista, tolerante y respetuoso con todas las tendencias culturales, ideológicas y religiosas, fomentando los valores de: solidaridad, respeto, paz, tolerancia y crítica. Con el fin de conseguir una escuela participativa, democrática, motivadora e integradora.
            Respecto al hecho religioso, respetamos las creencias personales de la familias y del personal del centro. La escuela da a conocer el hecho religioso como un hecho cultural y en ningún momento mantendremos actitudes que supongan un adoctrinamiento. De hecho en la escuela solo se hace referencia puntual a la religión, en este caso católica por  arraigo en nuestra sociedad, a través de celebraciones popularizadas como la Navidad o Pascua.

        Relaciones con el entorno
            Escola Infantil Buxaina está abierta a todo tipo de iniciativas y sugerencias de cuantos organismos e instituciones nos den opción a colaborar, siempre que las actividades ofertadas tengan cabida en el trabajo educativo que se realice en el centro. Así como con todas y cada una de las familias que forman parte de esta institución curso tras curso.
            Existe además una fluida relación con el resto de E.E.I. del municipio.

        Estilo de formación
            Coeducación: En la escuela se lleva a cabo una educación para la igualdad, sin discriminaciones por razón de sexo y superadora de mitos y tabúes. Ello supone, una actitud por parte del profesorado tendente a superar conductas que incidan en los roles tradicionales de hombre y mujer, y por otra, utilizar una metodología didáctica que proporcione a los niños/ as imágenes no convencionales de uno u otro sexo.
            Integración: La escuela es un centro que atiende a alumnos de necesidades educativas especiales, entre los cuales se pueden encuentrar niños/ as con deficiencias de tipo motórico, psicológico, prematuros... estando escolarizados de forma normalizada dentro de su grupo, siendo las propias educadoras, las encargadas de realizar las adaptaciones curriculares necesarias para cada uno de estos alumnos.
            Individualización: Intentamos que nuestra acción educativa dé respuesta a las necesidades específicas de cada uno de los niños/ as, atendiendo a la diversidad y respetando las características de cada uno.
            Atención a la diversidad: Entendemos la Educación como un proceso que abarca los diferentes aspectos que forman la personalidad de los alumnos/ as, considerando por tanto la dimensión individual y social. La escuela infantil da respuesta a todos los niños y niñas, respetando sus características personales e integrándolos dentro del grupo.
            En esta escuela, el equipo educativo ha consensuado una serie de valores, para interiorizar en los alumnos/ as, que son los que marcan nuestra línea de actuación. El esfuerzo por conseguir estos valores nos llevará a que los niños/ as tengan seguridad en sí mismos y que se sientan respetados. Consiguiendo de esta manera que cada niño/ a tenga una autoestima elevada y así poder desenvolverse con naturalidad en todos los ambientes.

            Estos valores son:
        Solidaridad, entendida como manera de compartir y entender los sentimientos de los otros en distintas situaciones.
        Respeto. A la individualidad de la persona, a las opiniones de los otros, a los materiales y al entorno.
        Convivencia. Entendida como ayuda, colaboración y respeto, evitando actos violentos. Rechazando desde la escuela objetos y materiales que fomenten e inciten a actuaciones de violencia, peleas y agresiones.
        Tolerancia. Entendiendo que todos tenemos los mismos derechos y libertades.
        Crítica. Entendida como la capacidad de los niños/ as para criticar las actuaciones incorrectas, sin ánimo de ofender, y de manera constructiva.

            Esta formación integral será el fruto del trabajo con los temas transversales:
        Educación para la salud.
        Educación ambiental.
        Educación para la paz y la violencia.
        Educación para la tolerancia.
        Educación intercultural.
        Etc.

            El equipo educativo diseñará el ambiente y organizará los espacios teniendo en cuenta que den respuesta a los diferentes tipos de necesidades de las niñas y niños,  planificando espacios para satisfacer sus necesidades de tipo físico, pero también las de tipo afectivo, las de convivencia, las de exploración, las de autonomía, las de actividad, de movimiento y de expresión en todas sus facetas.
            La escuela en su conjunto se conformará como un ambiente amable y agradable que les posibilite a los pequeños y pequeñas sentirse cómodos y seguros, favoreciendo su introducción en el mundo artístico. Por eso debe cuidarse la estética de la escuela, ofreciendo un ambiente visual rico pero equilibrado, en el que se cuide no caer en los estereotipos ni en el exceso.
            La organización de los espacios debe garantizar su flexibilidad, es decir, debe posibilitar que no todas las niñas y niños hagan lo mismo al mismo tiempo.           
           Los espacios exteriores deberán ser objeto del mismo cuidado y planificación que los interiores, explorando las diversas posibilidades de aprendizaje e interacción que ofertan, sobre todo en unos momentos en los que la actividad se desarrolla mayoritariamente entre iguales, libre de la carga dirigida por el adulto.
            En la escuela de primer ciclo deben además contemplarse espacios para que los adultos que comparten la vida de los pequeños y pequeñas (sus familias y las educadoras y educadores) encuentren un ambiente donde encontrarse y relacionarse con comodidad.

            ESTRUCTURA ORGANIZATIVA
            El Equipo Educativo está formado por 4 educadoras, todas ellas maestras de Educación Infantil (una de ellas además como directora, que a su vez desempeña funciones de auxiliar de aula, siendo las otras tres educadoras las encargadas de desempeñar la tutoría de cada una de las aulas).
            El personal de administración y servicios es desempeñado por 3 de las educadoras que, a su vez son socias trabajadoras de la empresa titular de la escuela.
            Así mismo, la cocina de la escuela es atendida por esas 3 mismas educadoras que, contando con la formación necesaria en cuanto  a manipulación de alimentos así como a declaración de alérgenos, se encargan de preparar el menú diario, por turnos diarios y a primera hora de la mañana.

            PAPEL DEL MAESTRO/ A Y DEL EDUCADOR/ A
            El Maestro/ a y el Educador/ a deberá planificar la actividad educativa teniendo las ideas claras sobre lo que quiere trabajar y los objetivos que quiere conseguir, teniendo en cuenta los conocimientos previos de los niños/ as y satisfaciendo sus demandas.
            El Maestro/ a y el Educador/ a deberá favorecer el proceso de enseñanza-aprendizaje de los niños/ as buscando los recursos y estrategias necesarias para que ellos mismos inicien este proceso descubriendo y desarrollando sus capacidades.
            El Maestro/ a y el Educador/ a será mediador en los conflictos que surjan, a la vez que motive, anime, estimule y sorprenda a los niños/ as para que descubran a través del juego sus propias posibilidades de acción, expresión y comunicación tanto en sus intereses como en sus sentimientos.
            Dentro del personal del Equipo Educativo hay personas que de forma correlativa, en uno u otro curso, pueden ser tutores/ as o apoyos. Para cada uno de ellos sus funciones son:

            TUTORES
        Ser el responsable del aula.
        Establecer conexión entre padres-escuela.
        Organización y puesta en práctica del trabajo pedagógico del aula: actividades, programación, hábitos, etc.
        Realizar tutorías a petición de los padres/ madres o educadores/ as.
        Seguimiento y evaluación del desarrollo global del niño/ a.
        Elaboración de documentos educativos e institucionales enmarcados dentro de la labor pedagógica de la escuela ( informes personales de los alumnos/ as ...)

             APOYOS
        Apoyar las funciones propias del tutor.
        Cubrir los horarios ampliados en cada nivel.
        Refuerzo en momentos puntuales en otros niveles.
        Sustitución por ausencia de la tutora.
        Elaboración y puesta en práctica de los talleres y actividades complementarias.

RECURSOS METODOLÓGICOS


            METODOLOGÍA
            Será activa, favoreciendo la participación de los niños/ as, ofreciéndole recursos y dándoles propuestas para que avancen en su aprendizaje..
            Para conseguir esta metodología activa, partiremos de los conocimientos previos que les lleven a alcanzar unos aprendizajes significativos, incorporándolos a sus conocimientos.
            El aprendizaje en los niños/ as de esta edad se realiza de forma global, por lo que en los planteamientos se tendrá en cuenta la individualidad de los niños/ as y las características de cada grupo, que serán el referente para proponer las actividades de aprendizaje, y los procedimientos necesarios, para que a través de la manipulación, experimentación y descubrimiento, los niños/ as sean los protagonistas de sus aprendizajes.
            Al mismo tiempo y por las características de estas edades se atenderá las necesidades básicas: alimentación, sueño, higiene, seguridad en sí mismo, autoestima, relación con los otros...dándole una connotación educativa ya que todos estos aspectos forman parte de su desarrollo global.
            Nuestras estrategias metodológicas se fundamentan en la observación directa, experimentación, el descubrimiento y la actividad de los niños/ as en los procesos de enseñanza-aprendizaje.
            La concepción de la escuela como un marco seguro tiene que permitirles a los niños y niñas experimentar, expresarse y desplazarse de manera autónoma sin coartar sus ansias de aventura y el necesario desafío que impone el crecimiento.

            RECURSOS METODOLÓGICOS
            Como recurso metodológico prioritario se utilizarán las Unidades Didácticas y los talleres ya que de esta forma se puede estructurar el trabajo según los intereses y necesidades de los niños/ as.
            Según la edad de los niños/ as y su nivel evolutivo, la manera de trabajar varia de unos niveles a otros.
            En las aulas de 0-1 año, se organiza en grandes bloques, amplios e interrelacionados entre sí: la afectividad, el control del cuerpo, la postura, desarrollo de los sentidos, hábitos y rutinas..., adaptados a las características individuales de los alumnos/ as.
            En el nivel de 1-2 años, se trabaja mediante unidades didácticas amplias y globales, pequeños talleres, siempre flexibles, en los que se tiene como eje principal el cuerpo y el desarrollo integral de los niños/ as.
            En el nivel de 2-3 años, tanto las unidades didácticas y los talleres son un recurso a partir del cual se plantean actividades de observación, manipulación, experimentación y descubrimiento que hacen que el niño/ a sea partícipe de su propio proceso de enseñanza-aprendizaje.
            En todos los casos se da una importancia especial al entorno y a la naturaleza, acercando al centro, en la medida de lo posible dado que se encuentra en el centro de una ciudad, la realidad y utilizando objetos reales.
            La ambientación tanto de los espacios comunes como de las aulas, será confortable, que transmita seguridad a los niños/ as, rica en estímulos, desarrollando los sentidos del niño/ a, invitando a la observación y experimentación, que reflejen la realidad, reproduciendo la vida cotidiana. En definitiva que sea un recurso educativo más dentro de la escuela.

            TIEMPO
            La organización del tiempo de las niñas y niños menores de tres años debe ser muy flexible para adecuarse a sus ritmos de actividad y descanso.
            El equipo educativo del primer ciclo de la educación infantil deberá organizar el tiempo de manera que permita pasar de una organización regida por el ritmo biológico de los niños y niñas en los primeros momentos a otra en la que progresivamente irá aumentando el peso del ritmo externo marcado por la actividad de la propia escuela.
            La distribución de la jornada debe establecer una alternancia de períodos tranquilos y estables, esenciales para crear un clima de seguridad que les permita a las niños y niñas anticipar las situaciones, y otros momentos que favorezcan situaciones nuevas y estimulantes que despierten su curiosidad y una actitud de descubrimiento permanente.
            En la organización de las actividades se deberá considerar siempre un tiempo suficiente para desarrollarlas sin prisa e incluyendo un momento para recoger la experiencia vivida y hablar de ella, poniendo especial énfasis en los procesos vividos y no tanto en los productos obtenidos. Asimismo, se deberá tener en cuenta que las niñas y los niños necesitan un tiempo de transición entre una y la siguiente.
            Se tendrá especial precaución en evitar la diferenciación entre momentos lectivos y otros más lúdicos o asistenciales, ya que toda la vida de la escuela infantil se desarrollará bajo un prisma de aprendizaje, no sólo de destrezas instrumentales, sino de hábitos, emociones e interacción social.
            Al mismo tiempo se reducirán en lo posible los tiempos de espera que a veces resultan inherentes a la vida en colectividad, contando con actividades alternativas, organizando subgrupos, etc.

            ESPACIOS

            La distribución y utilización de espacios estará organizada de manera que cubra las necesidades de los niños/ as en todos los aspectos, juego, actividad, descanso, movimiento, etc.
            Los espacios serán estimulantes para los niños/ as, variando en función de los criterios educativos en cuanto a las características de sus edades, a la vez que marcan unos ritmos de trabajo y responden a los objetivos programados con anterioridad.
            Dentro de cada aula estarán distribuidos en zonas que respeten la actividad propia de cada una de ellas y que permita a los niños/ as ubicarse teniendo puntos de referencia.
            Para los espacios comunes se tomarán una serie de acuerdos que permitan poder ser utilizados por todos, guardando un orden. Estas decisiones se realizarán al principio de cada curso escolar.

            MATERIALES
            En general el material que haya en la Escuela será variado, que facilite la manipulación y la observación, que los niños/ as lo identifiquen con la realidad y con los elementos del entorno.
            La cantidad de material será la suficiente para que cada niño/ a pueda trabajar de forma individual, creando sus propios proyectos, y al mismo tiempo habrá material común que posibilite la interacción entre los niños/ as y les haga interiorizar el valor de compartir y del respeto al otro.
            Se utilizará material tanto comercial como reciclado y objetos reales de la vida cotidiana, con el fin de estimular y motivar a los niños/ as en la ejecución del juego simbólico. De forma concreta la selección de material, para el trabajo cotidiano, se  realizará en función de los objetivos y actividades planificadas para llevar a la práctica lo programado.
            El equipo educativo deberá seleccionar todo tipo de materiales para la estimulación de las niñas y niños, disponiéndolos de manera que se incentive su manipulación y haciéndolas/los partícipes en la responsabilidad de su cuidado y organización.
            En las aulas de la escuela se contará con una oferta amplia de materiales de diferente tipo (comerciales, de desecho, recogidos en la propia naturaleza, traídos por los niños y niñas). Son especialmente enriquecedores en este ciclo los materiales continuos y naturales que ofrecen oportunidades de experimentación como herramientas para la propia escuela y como instrumentos del desarrollo de las niñas y niños. materia y sus modificaciones por la acción humana: agua, arena, rocas, hojas, frutas...
            Las nuevas tecnologías se introducirán en las aulas de primer ciclo de educación infantil como un elemento cotidiano en relación con los acontecimientos y situaciones que se viven en ella, consideradas en una doble vertiente.
                Se tendrá en cuenta además, el tener especial cuidado en la selección y utilización de los materiales y de los espacios de cara a evitar desigualdades por razón de género y la transmisión de actitudes y comportamientos sexistas a través del currículo oculto.

CONTENIDOS

            En su artículo 6 , el Decreto 330 establece las nuevas áreas de conocimiento de la educación infantil y cita textualmente:
            Los contenidos educativos de la educación infantil se organizarán en áreas correspondientes a ámbitos propios de la experiencia y del desarrollo infantil y se abordarán por medio de actividades globalizadas que tengan interés y significado para las niñas y los niños.

            Las áreas de la educación infantil son las siguientes:

CONOCIMIENTO DE SÍ MISMO Y AUTONOMÍA PERSONAL.
            Muchas definiciones de la infancia toman características motrices para su descripción: la edad de gatear, la edad de correr. La sed de movimiento en la primera infancia depende en gran parte de un contorno estimulante, de la utilidad que proporcionan una serie de habilidades y destrezas para el conocimiento del mundo y de la propia motivación por conseguir la autonomía personal.
            La intervención educativa en la escuela de primer ciclo debe ofertar espacios interiores y exteriores donde niñas y niños se puedan desplazar, describir trayectorias y sortear obstáculos, ascender y resbalar, caer; espacios que oscilen entre la necesaria seguridad y el riesgo calculado. En fin, que propongan desafíos adaptados a su edad. A lo largo de los tres primeros años van apareciendo diversos sentimientos y emociones tanto positivos cómo negativos. Las principales manifestaciones emotivas en este período son la alegría, la tristeza, el interés, el miedo, la ansiedad, la ira y el apego. La manera en que niñas y niños expresan estas emociones toma la forma de lloro, risa, movimiento y actividad.
            La autoconfianza tiene además su base en la elaboración idónea de la separación de los niños y niñas de su medio familiar. Como primera experiencia de educación formal, la escuela infantil de primer ciclo debe asegurar la satisfacción de las necesidades de los niños y niñas con cariño, prontitud y sensibilidad. La continuidad del apego entre padres y madres y educadoras o educadores es imprescindible para la creación de una correcta autoestima. Niños y niñas podrán, a través de un adulto, aceptar la interacción con otros extraños y, sobre todo, explorar el contorno.
            Resulta por tanto de especial importancia el planeamento cuidadoso e individualizado del período de transición entre ambos contextos. Las experiencias de aprendizaje del autocuidado relativas a la alimentación, higiene y descanso se convierten en la escuela infantil de primer ciclo en situaciones educativas particularmente provechosas, no solo por promover la competencia de las niñas y de los niños, sino por establecer momentos de valiosa interacción con la persona adulta que las introduce en las formas socialmente establecidas para la satisfacción de las necesidades básicas.

            CONOCIMIENTO DEL ENTORNO.
            La exploración y experimentación con objetos y materiales diversos van a permitir el conocimiento de las características morfológicas y funcionales de los objetos y materiales de su medio: forma, tamaño, olor, son, color, uso. Esto supone la base para el conocimiento lógico-matemático que proveen de las acciones, tanto físicas como mentales, que se realizan con estos objetos y materiales como ordenar, comparar, agrupar. Les permitirá también la construcción progresiva de las nociones espaciales y temporales en relación con los objetos y las acciones.
            Los contenidos relacionados con los ser vivos, la naturaleza y el medio social deben ofertarles a los niños la alas niñas la posibilidad de acercarse al mundo del conocimiento científico desde una perspectiva global y lúdica. Aprenderán cuestiones relativas a las características y formas de vida de los ser vivos, a los fenómenos naturales y a las organizaciones y características de los grupos humanos. Asimismo, desarrollarán el interés, la curiosidad y actitudes de participación y responsabilidad en el cuidado y conservación de los hábitats.

            LENGUAJES: COMUNICACIÓN Y REPRESENTACIÓN.
            Entre las adquisiciones fundamentales propias de este área está la lengua oral. En este ámbito el profesorado de los niños y de las niñas menores de tres años tiene una función fundamental como modelo, al presentarles estructuras lingüísticas correctas y hablar con precisión y corrección.
            En cualquiera caso, la situación central de la comunicación oral no puede ocultar la importancia fundamental que tiene también la comunicación gestual y corporal en estos primeros años y que deberá ser reforzada por la acción de los educadores y educadoras tratando de dar sentido la estos intentos de comunicación.
            Se destaca en cada una de los lenguajes su dimensión receptiva y productiva, la capacidad de experimentar y expresar sus emociones y sentimientos, disfrutando con las producciones propias y con las de la sociedad, así como el conocimiento de los rudimentos de las técnicas empleadas en cada una de estos lenguajes. Y finalmente también se incorporan las diferentes maneras que tiene el ser humano de representar la realidad, que viene siendo la manera que tiene una sociedad de comunicar su cultura.

            Estas áreas deben entenderse como ámbitos de actuación, como espacios de aprendizajes de toda orden: de actitudes, procedimientos y conceptos, que contribuirán al desarrollo de niñas y niños y propiciarán su aproximación a la interpretación del mundo, otorgándole significado y facilitando su participación activa en él.
            Desde el 1º ciclo, se prestará atención al desarrollo de la autonomía de la niña y del niño, a la creación de los primeros vínculos sociales y a la conquista del lenguaje. Se fomentará una primera aproximación a la lectura y a la escritura, así como la experiencias de iniciación temprana en habilidades numéricas básicas, en las tecnologías de la información y la comunicación y en la expresión visual y musical. Asimismo, se fomentará una primera aproximación a la lengua extranjera en los aprendizajes del segundo ciclo de la educación infantil, especialmente en el último año.
            Los métodos de trabajo en ambos ciclos se basarán en las experiencias, en las actividades y en el juego, y se aplicarán en un ambiente de afecto y confianza para potenciar la autoestima e integración. 
            En el currículo se da especial relevancia a los aprendizajes orientados al conocimiento, valoración y control que niños y niñas van adquiriendo de su propia persona, de sus posibilidades y de la capacidad para utilizar con cierta autonomía los recursos disponibles en cada momento. En este proceso resulta relevante a adquisición de destrezas para realizar las actividades habituales con un cierto grado de responsabilidad, autonomía e iniciativa, tanto en el empleo acomodado de espacios y materiales como en el desempeño de las diversas tareas. Las interacciones con el medio, el creciente control motor, la constatación de sus posibilidades y limitaciones, el proceso de diferenciación de las otras personas, harán que vayan adquiriendo una progresiva independencia con respeto a las personas adultas. Todo eso contribuirá al autoconocimiento y a «aprender a hacer», sentando las bases del desarrollo de la autonomía e iniciativa personal.
            En este proceso de adquisición de autonomía, el lenguaje verbal cobra una especial importancia, ya que es en esta etapa cuando se inicia de forma sistemática la adquisición de la lengua al proporcionar contextos variados que permiten ampliar el marco familiar y desarrollar las capacidades comunicativas de niñas y niños. Pero no se debe olvidar que intervienen también otro tipo de lenguajes, como son la corporal, la plástica, la musical, la audiovisual, la escritura, la matemática y la dramática, y que en su conjunto son básicas para enriquecer las posibilidades de expresión y contribuyen al desarrollo de la competencia comunicativa.
            A la vez, el desarrollo de las destrezas y capacidades individuales y su interacción con el medio y con los iguales contribuyen a la evolución del pensamiento, enseñando a pensar y a aprender (pensamiento crítico, toma de decisiones, resolución de problemas, utilización de recursos cognitivos...) y sientan las bases para posteriores aprendizajes. En esta etapa el contorno de las niñas y de los niños se amplía y diversifica, lo que los pone en situación de afrontar nuevas experiencias e interacciones. Surge la necesidad de relacionarse con las demás personas y de respetar las normas de convivencia, aprendiendo a vivir juntos y contribuyendo al posterior desarrollo de la competencia social. Queda justificada la necesidad del trabajo colaborativo, el intercambio de puntos de vista, compartir y construir conocimientos, darles posibilidades a los niños y a las niñas para que expresen y argumenten sus opiniones; para que busquen soluciones creativas a problemas prácticos de su vida cotidiana y de su contorno. Todo eso en un clima de respeto y de aceptación mutua, colaboración y solidaridad, potenciando el análisis de comportamientos y acción discriminatorias.
            El motor principal de la acción educativa debe ser, por lo tanto, el desarrollo integral de la persona, a través de experiencias y actividades didácticas de carácter lúdico, partiendo de la realidad individual de cada niño para llegar a conseguir, de manera gradual, los objetivos señalados para esta etapa educativa.


ACTIVIDADES


            La iniciación de cada uno de los cursos escolares pasará por la planificación de la incorporación de todos y cada uno de los alumnos, teniendo en cuenta las características y necesidades de cada niño, así como de cada una de las familias.

            PERÍODO DE ADAPTACIÓN
            Para ello tendremos en cuenta que las familias conozcan previamente a las personas responsables de las aulas, así como los criterios pedagógicos de la escuela infantil. Para ello se organizarán y programarán entrevistas y reuniones que contribuyan a aclarar dudas y a establecer un clima de diálogo y confianza.
            La escuela y la familia deben acordar previamente la incorporación del niño/a, los criterios a seguir durante este periodo, teniendo en cuenta tanto las posibilidades de la familia como la evolución del niño/ a. Establecer criterios comunes y respetarlos para hacer de este un proceso claro que favorezca la incorporación y adaptación del niño/ a.
            La organización de la escuela y las actividades que se programen deben favorecer la comunicación, organizando el espacio y los materiales en función de las necesidades de los niños/ as, atendiendo a sus gustos y necesidades, permitiendo que puedan traer de casa algún objeto que les de seguridad y actúe de vínculo entre la casa y la escuela.
            La escuela debe estar disponible a las necesidades de los niños/ as y al mismo tiempo ser flexible ante las posibilidades de las familias. Crear un clima de respeto en el que se puedan expresar los sentimientos, mantener un contacto diario y directo con los padres para entender, analizar e intentar solucionar los problemas que puedan surgir.
            Antes de la incorporación de los niños/ as a la escuela, las educadoras realizarán una entrevista personal con las familias para obtener información del niño/ a, a cerca de sus gustos, preferencias, hábitos familiares, alimentación, sueño..., para de esta forma poder dedicarles una atención más individualizada y responder mejor a sus necesidades.
            La escuela tiene la obligación de darse a conocer a las familias, compartir criterios, favorecer situaciones que den confianza y seguridad para que tanto las familias como los niños/ as superen el periodo de adaptación y consideren la escuela infantil como un lugar seguro e implicado en la educación de los niños/ as.
            Así pues se establecen una serie de normas que todos los alumnos deben respetar en la medida de lo posible para que su adaptación al centro escolar sea lo más   satisfactoria posible:
        La hora de entrada máxima durante el tiempo que dure el período de adaptación serán las 11 de la mañana y la de salida no podrá exceder el horario de salida estipulado en el contrato de cada alumno.
        Las horas de entrada y salida durante el período de adaptación se realizarán en las horas en punto, para no entorpecer el funcionamiento de la escuela. Asimismo, aunque los alumnos lloren y les cueste separarse de los padres, las entradas deben ser cortas pero sin olvidar nunca despedirse de los niños/las.
        No está permitida la estancia de ningún familiar durante el período de adaptación.
        Es conveniente durante los primeros días, traer algún tipo de juguete u objeto conocido y familiar, incluso dejar los carros o sillas durante los primeros días para aquellos alumnos que necesiten echar una siesta y no se encuentren en un lugar extraño y completamente desconocido para ellos.
        Es imprescindible que los alumnos vengan descansados, pues el cansancio sólo agudizaría el nerviosismo de los primeros días, por lo que se recomienda ir ajustando los horarios de sueño de acuerdo al horario que vayan a tener en la escuela.

            ACTIVIDADES DIARIAS
            La organización de la actividad diaria y cotidiana está basada en la organización de unos ritmos constantes, ya que las edades de los niños/ as así lo requieren. El conocimiento de esta organización permite al niño/ a anticiparse y saber cómo actuar en cada situación, proporcionandole confianza y seguridad en sí mismos y en los demás. Estos ritmos está marcados por los momentos en los que se cubren sus necesidades básicas, trabajadas en todo momento con una intención educativa.
            Entre estos momentos resaltamos como más significativos:
        La acogida. En ellos se da importancia a que el niño/ a tenga, preferiblemente, una única persona de referencia diaria. La actitud será receptiva dando facilidad a los niños/ as para que manifiesten sus emociones, sus ilusiones, sus sentimientos, fomentando de esta forma un ambiente de cordialidad.
        Actividad. Es el momento en el que se pone en práctica el desarrollo de la programación de aula y/ o talleres.
        Patio. Se fomenta la creatividad e iniciativa en el juego libre, facilitado las relaciones con otros niños/ as y adultos.
        Comida. La dieta será equilibrada, se trabajará con los niños/ as para crear una serie de hábitos alimenticios correctos, crear un ambiente agradable, establecer una secuencia de los momentos más significativos de la comida, adquisición de destrezas para conseguir autonomía dentro de las normas socialmente correctas.
Para conseguir estos objetivos es necesario respetar y partir de la individualidad y las características de cada niño/ a.
        Aseo. A lo largo del día son varios los momentos que se dedican a este aspecto, haciendo de él una rutina y trabajándolo con intención educativa.
        Descanso. Otro aspecto a cubrir dentro de las necesidades básicas de los niños/ as de estas edades es el momento del descanso, para ello se les ofrecerá la oportunidad de descansar o dormir durante el tiempo de la siesta, que respeten a sus compañeros dentro de un ambiente relajado. Para conseguirlo se utilizará un espacio concreto, lo más cómodo posible.
        Salida. La recogida de los niños/ as la realizarán personas conocidas por las educadoras y mayores de edad. En el caso de que esto no se dé, será necesario, para sacar a los niños/ as del centro, que aquellas personas que deseen llevárselos vengan debidamente documentados y con autorización expresa de los padres o tutores legales.

            ACTIVIDADES POR EDAD
        Actividades de 0 a 12 meses. Educación temprana.
            Durante el curso se llevarán a cabo actividades para favorecer el descubrimiento y control de los movimientos (llevarse las manos, pies y objetos a la boca) coordinación entre ojo y mano, giros sobre si mismo, balbuceo, estimulación visual y auditiva, juegos con nuestro tono vocal y corporal, descubrir el espacio más cercano, posturas verticales (sentarse), descubrir a los otros bebés y niños disfrutando de su compañía y participar en actividades sociales, comenzar a utilizar la pinza fina (usar el dedo índice y pulgar), repetir sílabas, imitar gestos, explorar texturas, masajes corporales, inicio al gateo, ponerse de pie, las primeras palabras, imitación, lectura de cuentos (visualizando imágenes y reproduciendo los sonidos de los elementos), representar emociones y gestos frente al espejo.
        Actividades de 1 a 2 años. Adquisición de hábitos.
En el tramo que comprende el año de edad, en Buxaina centraremos nuestras actividades en la realización de hábitos relacionados con la higiene personal, el descanso y la comida. Comenzar a expresar las necesidades básicas de sueño, alimentación e higiene será nuestro objetivo a lograr durante el curso, así como se iniciarán en el respeto de normas básicas de convivencia, comprensión de órdenes sencillas y participación en situaciones de comunicación que favorezcan el desarrollo lingüístico. Así mismo, combinaremos el respeto a las necesidades individuales de cada alumno con la realización de una programación diaria de estimulación y creatividad, con actividades dirigidas, utilizando diversas técnicas para favorecer el desarrollo de la psicomotricidad fina, y actividades lúdicas enfocadas al desarrollo de la psicomotricidad gruesa.
        Actividades de 2 a 3 años. Comprensión de conceptos.
Dichas actividades llevadas a cabo en el aula de 1 a 2 años, tendrán su continuidad en esta clase, pues como fin de ciclo trataremos de alcanzar los objetivos perseguidos durante estos tres años. Para ello, continuaremos con la realización de una programación diaria en la que, de forma mucho más definida tendrán lugar este tipo de actividades:
    Actividades musicales: Audiciones músicales, canciones populares, canciones infantiles,
    Actividades de socialización: Asamblea, juegos grupales, juego simbólico.
    Actividades de motricidad: Psicomotricidad fina y gruesa.
    Actividades lingüísticas: Estimulación del lenguaje, canciones, cuentos, retahílas…
    Actividades en inglés: Juegos, música, vocabulario.
    Actividades de estimulación audiovisual: Acercamiento a las nuevas tecnologías.


CAUCES DE COMUNICACIÓN CON LAS FAMILIAS



            Dentro de la escuela se establecerán diversas vías de comunicación para mantener informados a los padres tanto de los temas de carácter educativo como organizativo y administrativo que sean de interés para toda la comunidad escolar.
            Con este intercambio de información se pretenderá conseguir un buen funcionamiento de la escuela haciendo de ella un centro participativo y abierto.
            Algunos de los cauces de comunicación serán:

            REUNIONES CON PADRES/ MADRES
        Reunión para los padres/ madres nuevos en la escuela. Esta reunión tendrá lugar ante de que se inicie el curso escolar. En ella se informará de la dinámica de la escuela infantil a nivel pedagógico, administrativo y normas generales de funcionamiento . Para completar esta información se entregará a cada familia una serie de documentos en los se recoge todo lo que verbalmente se les ha comentado, sobre todo lo referente a autorizaciones de medicación, dietas, recogida de lo niños/ as...
Al mismo tiempo se hace una visita por la escuela para conocer todas sus instalaciones.
        Entrevista inicial. Es el primer contacto de las educadoras con las familias una vez que se han matriculado los niños/ as. Con ella se pretende obtener la mayor información posible sobre el niño/ a desde su nacimiento hasta el momento de su incorporación en la escuela.
        Tutorías. Un día a la semana estará destinado a la realización de tutorías que podrán ser demandadas tanto por las educadoras como por las familias.
Se llevarán a cabo un día determinado de la semana y será acordado por el equipo educativo dependiendo de cada curso escolar.

INFORMACIÓN A PADRES/ MADRES ESCRITA U ORAL
        De carácter individual. Diariamente se mantendrá un intercambio verbal de información tanto por la mañana al dejar a los niños/ as en las aulas como por la tarde al recogerlos/ as. Este dará información sobre las rutinas, el estado general y la actividad diaria de los niños/ as.
        De carácter colectivo.Tablón de anuncios. En la entrada de la escuela habrá un tablón de anuncios general para todos, en él se pondrán datos de carácter administrativo, menú, horarios de aula, talleres … Habrá también un tablón de anuncios en cada aula en donde se expondrá lo específico de la misma.
Información sobre distintas programaciones y actividades tanto de las aulas como de los talleres se llevan a cabo en cada nivel educativo.
Información sobre temas puntuales de distintos organismos (Ayuntamiento, Comunidad de Galicia. Concejalías...)


OBJETIVOS

               
            De acuerdo al Decreto 330/2009, de 4 de junio, por el que se establece el currículo de la educación infantil en la Comunidad Autónoma de Galicia,  la educación infantil constituye una etapa educativa con sus propios objetivos, en la que se debe cuidar la transición entre los ciclos, pues no se puede olvidar que se trata de una etapa que tiene su continuidad en la educación primaria.
            De la misma forma, en su artículo 3º, señala las finalidades de la educación infantil:
1. La finalidad de la educación infantil es la de contribuir al desarrollo físico, afectivo, social e intelectual de las niñas y de los niños.
2. En la educación infantil se atenderá progresivamente al desarrollo afectivo, al movimiento y a los hábitos de control corporal, a las manifestaciones de la comunicación y del lenguaje, a las pautas elementales de convivencia y relación social, así como al descubrimiento de las características físicas y sociales del medio. Además, se facilitará que niñas y niños elaboren una imagen de si mismos positiva y equilibrada y adquieran autonomía personal.
3. Se potenciará la transmisión de aquellos valores que favorezcan la libertad personal, la responsabilidad, la ciudadanía democrática, la solidaridad, la tolerancia, el respeto, la justicia, la prevención de conflictos y la resolución pacifica de los mismos, la no violencia en todos los ámbitos de la vida personal, familiar y social, así como el desarrollo de la igualdad de derechos y oportunidades y el fomento de la igualdad entre hombres y mujeres.
            La educación infantil contribuirá a desarrollar en las niñas y niños las capacidades que les permitan:
a) Conocer su propio cuerpo y el de las otras personas, sus posibilidades de acción y aprender a respetar las diferencias.
b) Observar y explorar su entorno familiar, natural y social.
c) Adquirir progresivamente autonomía en sus actividades habituales.
d) Desarrollar sus capacidades afectivas.
e) Relacionarse con los demás y adquirir progresivamente pautas elementales de convivencia y de relación social, así como ejercitarse en la resolución pacífica de conflictos.
f) Desarrollar habilidades comunicativas en diferentes lenguajes y formas de expresión.
g) Iniciarse en las habilidades lógico-matemáticas y acercarse a la lectura y escritura como medio de comunicación, información y gozo.
h) Sentir el gesto, el movimiento y el ritmo como recursos para la expresión y la comunicación.
i)  Acercarse, en la medida de sus posibilidades, al uso de las tecnologías de la información y de la comunicación.

            A estes objetivos generales de etapa cabe añadir los objetivos propios del 1º ciclo de la educación infantil diferenciados a su vez en las tres áreas de conocimiento.

            OBJETIVOS ÁREA CONOCIMIENTO DE SÍ MISMO Y AUTONOMÍA PERSONAL
        Tomar conciencia del propio cuerpo identificándolo global y segmentariamente.
        Reconocer los sentidos como fuentes de sensaciones empleándolos para el conocimiento de su mundo circundante.
        Adquirir destrezas y habilidades manipulativas aplicándolas al manejo de útiles y materiales presentes en su entorno.
        Adquirir el control postural y dinámico de su cuerpo manteniendo el equilibrio necesario entre la seguridad y el desafío en la exploración y en el descubrimiento.
        Tomar conciencia de las características personales identificando las cualidades que lo definen como individuo singular.
        Afianzar la propia personalidad equilibrando la afirmación de las preferencias con el respeto a las necesidades comunes del grupo.
        Adquirir autoestima esforzándose en el desarrollo de las actividades cotidianas.
        Iniciarse en el control del propio comportamiento relacionando la identificación de las emociones e intereses con la interiorización de las normas y valores sociales.
        Iniciarse en la tolerancia de la frustración demorando la satisfacción de los deseos.
        Satisfacer sus necesidades básicas adquiriendo hábitos de cuidado personal.

            OBJETIVOS ÁREA CONOCIMIENTO DEL ENTORNO
        Observar su entorno, identificando las propiedades de los objetos para establecer comparaciones.
        Establecer relaciones causa-efecto, percibiendo las consecuencias de sus acciones en los objetos o personas de su entorno.
        Resolver situaciones problemáticas con objetos, ensayando diferentes estrategias de resolución.
        Emplear cuantificadores y medidas relacionándolas con situaciones cotidianas.
        Identificar las nociones espaciales estableciendo relaciones con los objetos y las personas con las que interactúa.
        Identificar secuencias temporales relacionándolas con las rutinas y períodos de tiempo habituales.
        Descubrir las características de los animales y vegetales, diferenciando los seres vivos de otros elementos y materiales presentes en su entorno inmediato.
        Establecer relaciones de confianza, afecto, colaboración y pertenencia basándolas en el respeto a las personas y a las normas de la sociedad.
        Apreciar las celebraciones personales y comunitarias importantes para las personas valorándolas como actividades que construyen la vida en sociedad.
        Apreciar algunos elementos significativos propios de la cultura gallega.
        Identificar las funciones de los grupos y de las organizaciones de la comunidad descubriendo las principales características y actividades de las personas que las conforman.

            OBJETIVOS ÁREA LENGUAJES: COMUNICACIÓN Y REPRESENTACIÓN
        Utilizar los diversos lenguajes entendiéndolos como instrumentos de comunicación entre las personas, de expresión de las ideas y sentimientos y de representación de la realidad.
        Comprender la intencionalidad comunicativa de las personas, adoptando una actitud positiva hacia esa comunicación.
        Emplear la gestualidad y las manifestaciones corporales identificándolas como una forma de comunicación humana.
        Comunicarse oralmente en las dos lenguas oficiales valorándolas como herramientas de relación con los demás.
        Emplear el lenguaje plástico identificándolo como un medio de expresión de sentimientos y deseos y de representación de la realidad.
        Sentir el hecho musical identificándolo como un medio de expresión y manifestación cultural.
        Emplear creativamente los diferentes lenguajes ajustando las técnicas expresivas a sus intereses y sentimientos.
        Descubrir la escritura identificándola como representación de ideas, pensamientos y conceptos elaborados por la comunidad.
        Mostrar interés por la producciones dramáticas valorándolas como una posibilidad de disfrute personal.


EVALUACIÓN



            La evaluación tendrá como fin a identificación de los aprendizajes consolidados por el alumnado, así como la valoración del desarrollo alcanzado. Tiene, por lo tanto, un carácter netamente formativo. En este planteamiento, los criterios de evaluación se conciben cómo una referencia para orientar la acción educativa.
            En la etapa de la educación infantil, la evaluación será global, continua y formativa. La observación directa y sistemática constituirá la técnica principal del proceso de evaluación.
            La evaluación en esta etapa debe servir para identificar los aprendizajes adquiridos y el ritmo y características de la evolución de cada niña o niño. Para estos efectos, se tomarán cómo referencia los criterios de evaluación de cada una de las áreas. Las educadoras que desempeñan su labor en la escuela evaluarán, además de los procesos de aprendizaje, su propia práctica educativa. Las familias recibirán periódicamente la información necesaria sobre el progreso de las niñas y de los niños, y los canales que se creen para este efecto tendrán que hacerse explícitas en los correspondientes proyectos educativos.
            Dada la interrelación estrecha entre todos los actores, escenarios y actividad desarrolladas en una escuela de primer ciclo de educación infantil, el proceso de evaluación deberá recoger no sólo información de cómo va evolucionando el desarrollo de los niños y niñas en los ámbitos de aprendizaje, sino también la propia planificación educativa, la organización de tiempos y trabajo de los equipos educativos y de servicios, y la interrelación con las familias y con la comunidad. La evaluación tendrá un carácter permanente y sistemático, de manera que proporcione información veraz y continua sobre los procesos de toda índole que tienen lugar en el centro y posibilite ajustar o mejorar los programas establecidos.

            La evaluación consta de tres momentos fundamentales, la evaluación inicial tanto individual como grupal de los niveles de maduración de los niños, a partir de la cual se pueden tomar decisiones respecto a la programación del aula. Será a partir de esta programación concreta del aula desde donde se llevará a cabo la evaluación de los objetivos didácticos y contenidos del proceso de enseñanza-aprendizaje.
            También se realizarán evaluaciones de seguimiento, o procesuales, que permitan conocer el curso de maduración de los alumnos.
            Una evaluación final nos dará a conocer el progreso evolutivo del niño al terminar el curso. Se desarrollarán funciones de detección de posibles desfases o alteraciones del curso madurativo y, en consecuencia, constituir un mecanismo de prevención.         Utilizaremos la observación como técnica para obtener la información necesaria para evaluar. Esta observación se realizara a través de dos vías, la observación directa, participante y no participante y la observación indirecta donde el educador recibirá la información a través de los padres
            A partir de estas premisa pueden establecerse varios tipos de evaluación dependiendo del momento en el que se realicen:

        EVALUACIÓN INICIAL: Parte de la entrevista con las familias que la realizará el profesor- tutor a comienzos del curso. Durante esta entrevista, a los padres o tutores legales se les entregará un cuestionario informativo sobre características personales de cada niño/a para que el profesor pueda tener un mejor conocimiento de sus alumnos/as. A los padres de antiguos alumnos se les entregará una ficha de actualización de datos: cambio de teléfono, cambio de domicilio, número de hermanos,...en la cual se recoge también cualquier información relevante sobre sus hijos/as.
 A comienzos de curso el tutor/a convocará en reunión a los padres con la finalidad de informarles sobre la dinámica de funcionamiento del centro, así como de los objetivos y contenidos que se van a trabajar a lo largo del curso. Dichos objetivos se encuentran recogidos en este Proyecto Curricular de Centro.

        EVALUACIÓN FORMATIVA Y CONTINUA:  A lo largo del proceso de enseñanza-aprendizaje es necesario ir valorando los progresos, dificultades, etc., así como el propio proceso, para adaptar y orientar la actividad escolar. Para ello se llevará a cabo una observación sistemática e individualizada que quedará reflejada en el anecdotario o diario de clase de cada profesor-tutor. Aparte de las actividades y las fichas de evaluación de cada unidad didáctica que utilizaremos para la evaluación formativa y continua, cada profesor hará una valoración de su trabajo en el aula periódicamente para buscar las estrategias que mejor se adecuen a su grupo de alumnos.

        EVALUACIÓN FINAL: Cuando los alumnos/as terminan un nivel , el profesor-tutor evalúa los objetivos conseguidos por el niño/a, de manera que quede recogido de forma clara y completa. Está evaluación también se hará cuando un alumno o profesor deje el centro antes de concluir el curso escolar.  En Educación Infantil la promoción de los alumnos/as es automática.

            En los criterios de evaluación se tendrán en cuenta tanto los aprendizajes adquiridos como los procedimientos y estrategias realizadas para conseguirlos, así como los hábitos y actitudes para cada una de sus acciones y para cada uno de los momentos del día.
            Estos resultados quedarán recogidos en cada uno de los informes que trimestralmente se realizan y se entregan a las familias.


SEGUIMIENTO, EVALUACIÓN Y MODIFICACIÓN DEL PROYECTO EDUCATIVO


            Este Proyecto Educativo podrá ser modificado o actualizado cuando se crea conveniente por el equipo educativo de la escuela, o cuando cambie la legislación actual en la cual se basa. Mientras este organismo no apruebe definitivamente su modificación estará en vigor. Para hacer modificaciones al mismo, el equipo educativo recabará la opinión de todos los sectores que componen la comunidad educativa del centro.
            También se procederá a estudiar una revisión y, en su caso una modificación, cuando se observe alguna circunstancia que no esté recogida en él o no se encuentre lo suficientemente aclarada.
En todo caso, cualquier propuesta de revisión y posterior modificación podrá ser requerida por la Administración del centro, el equipo docente o cualquier otro miembro de la comunidad escolar. Cualquier propuesta de modificación se planteará en una reunión a partir de la cual, se dará un plazo mínimo de un mes para que sea estudiada por todos los miembros de la comunidad educativa. La propuesta será aprobada, si procede en la siguiente reunión. Preferiblemente estas modificaciones se efectuarán al final de cada curso, para que entren en vigor a partir del siguiente.